COVID, Seguridad y Ciudadanía no son antagónicos sino complementarios

    Ratio: 5 / 5

    Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
     

    Código 3…Policía en camino

    Guillermo Alberto Hidalgo Vigueras.

    Hoy trataremos de comentar en nuestra muy sencilla forma de escribir, a veces irreverente pero (creo yo) que siempre entendible, y es un punto de atención en lo que nos esta pasando en el Mundo, en nuestro México y muy en lo particular punto de vista en nuestro querido Estado de Puebla y si me apuran un poco, en el Municipio Capital, que viéndolo de manera atenta es un ejemplo de lo que pasa en casi todos los municipios de nuestra entidad.

    Hoy por hoy, esta enfermedad, que ha pegado a todo el planeta convirtiéndose por ende en una Pandemia, por el momento “la pandemia del siglo XXI, y que se ha llevado la vida de grandes y pequeños, y sobre todo lo más nos pega, son los daños que ha sufrido en su familia con la perdida de uno o varios de sus seres queridos y la pulverización de las economías de los modos de vida en cada caso de manera diferente.

    Sin embargo, lo cierto son dos cosas, la primera es que no somos Médicos y creo que nadie hoy en día puede hablar muy precisamente de la enfermedad de la cual nuestros científicos, e integrantes del sector salud, recién están aprendiendo de la manera mas dolorosa acerca de esta enfermedad y por qué no decirlo, también nosotros.

    Desde la forma poco acertada de haber visto esta pandemia desde un inicio, apostándole tal vez (y conste que no me gusta este concepto de apostar) a la suerte, a la bendición divina o la ignorancia de cada quien, que esto se iba a desaparecer de un día para otro, cuando lo único que había desaparecía eran los recursos para enfrentar este tipo de problemas y los desastres naturales.

    El problema, es que ya esta aquí y ahora nos enfrentamos en nuestra Puebla Capital y en todo nuestro estado, con un gobierno Estatal que trata de ver las cosas de manera sería y preocupada, imponiendo reglas poco populares que no apoyan aparentemente a el comercio y los movimientos y desarrollos económicos que nos competen, pero que se esta ocupando de la salud, integridad y vida de cada uno de los poblanos poniendo y tomando con la mayor seriedad la vida de cada uno de nosotros.

    Este repunte que tenemos (que no rebrote) se debe a la forma de comportamiento social desde las fiestas decembrinas, que aparentemente a nadie o a muy pocos le importo como llevarlo, esto es nosotros “los ciudadanos” de todos los estratos, nos pusimos de pechito y estamos sufriendo a la cruda navideña y ahora nos informan que a este paso no existirán camas disponibles para la atención de este azote de la humanidad dentro de un término aproximado de poco más de una semana.

    Aquí, aunque el municipio aparenta interés, nos damos cuenta que la presidenta municipal, está más interesada en su pleito con el gobierno del estado que en su chamba, mas en que su familia como en las viejas practicas de los partidos de cualquier estrato hacen, tratando de incrustar a sus cuates y familia en los diferentes gobiernos de cualquier orden que en los ciudadanos, y eso lo vemos con los grandes escándanlos que se han sacado a la luz en los órdenes Federal, Estatal y Municipal.

    El municipio no se quiere quedar atrás y aparte de sacar sus deseos de perpetuarse en el poder sacan sus intenciones de reelección y poner a sus familiares en puestos estratégicos y si no a sus familiares enfermos de poder, si a sus funcionarios predilectos por las razones más obscuras.

    La y lo que nos importa, el gobernador Barbosa anuncia la intervención y apoyo, para este aumento de tiempo en la imposición por decreto de semáforo rojo y apoyo a la ciudadanía por medio de una policía mas colaborativa, en el municipio que por irresponsabilidad, se deslinda de sus obligaciones, no haciendo nada por controlar el ambulantaje que en este caso, no se habla de la parte económica sino sanitaria, es un muy importante foco de aliento para que se multiplique mas esta enfermedad, mientras la presidenta solo le preocupa, su pleito con el gobernador, el apoyo a su bolsa y a sus amigos y familiares, ver como los supuestos asesores de seguridad que hacen pingues negocios en la seguridad, y que ahora sus familiares tengan puestos importantes de decisión en el congreso…el colmo.

    Pero volviendo al tema del aumento en tiempo de restricciones hasta el 25 de enero para la reapertura de negocios, disminución de la movilidad y el “quédate en casa”, nos quedan claro tres cosas.

    La primera que están poniendo de nuevo a la Policía en una situación difícil para el elemento, al poner a vigilar que las personas no se pongan vulnerables ellos mismos ante la enfermedad al salir a la calle y ser “invitados” a que se pongan cubrebocas y regresen a sus casas alentando a que el ciudadano común se enfrente con el ciudadano policía y sin una previa concientización se lance a las callen en compañía de otras entidades de seguridad.

    La segunda, la inactividad de los tres órdenes de gobierno para el apoyo de las micro y pequeñas empresas a fin de reinventarse, pero de igual tamaño a los dependientes del comercio informal que independientemente, ilegales o no por el momento se deben ver como seres humanos que intentan

    sobrevivir a este problema, y que a fin de cuentas ciudadanos a los cuales también se debe el gobierno, y por ende ver también la salud y economía que hoy por hoy es un problema de sobrevivencia para ellos de ellos y de “todos en Puebla”.

    Y la tercera, el trato que los policías tienen, es cierto que hoy día tenemos nuevos héroes a los que mucho debemos y que son nuestros llamados “Ángeles Blancos, ellos, los que pertenecen al sector salud y que están dando literalmente la vida por salvar la de nosotros, con toda la responsabilidad, vocación y profesionalismo, a ellas y ellos, “GRACIAS NUESTRAS MAS PROFUNDAS GRACIAS POR LITERALMENTE ESTARNOS SALVANDO LA VIDA”.

    Sin embargo, la pregunta también seria que pasa con los integrantes de limpia por ejemplo, que trabajan en los términos mas insalubres y que no veo que se haga nada por ellos, y tal vez por que no se reconozca su labor, ya que sólo la vemos cuando dejan de pasar a nuestras casas o no limpian y barren nuestras calles.

    Que pasa con nuestros policías, que ellos solos se van a sus diarias actividades, van literalmente “encuerados” de protección, sin normas de cuidado, sin reglas de protección, ¿por qué? o no los han enseñado y no inviertan en esa capacitación, pero si se llevan la lana a otras cosas para llenarles las bolsas a nefastos como Roberto Ruiseco, quién se ostenta como asesor de la secretaria del Ramo en el municipio y llenar sus bolsillos y los de sus amigos.

    Quién se preocupa por el elemento, esa señora que los manda, está en casa o su oficina por su edad ya numerosa en años, y ¿qué pasa con los policías viejos?, y así en todos lados, ¿qué pasa con las familias de nuestros policías que a diario salen y diario regresan a sus casas después de mil contactos directos…son invulnerables, tienen la economía para sus implementos de sanitización, y después que pasa con los contactos diarios de esos familiares?

    La única solución que pienso que puede existir, es que tengamos conciencia todos los que habitamos en este estado, de todos los que habitamos México que es lo que nos compete, que hagamos caso a las directrices del gobierno del estado, que no nos pongamos ignorantes como la mayoría de los gobernantes, como un tristemente célebre Gatell, cínico y zalamero y otros de su calaña, que creen que como las avestruces con solo cerrar los ojos el problema desaparece y como Claudia, que con solo echarle la culpa a los demás ella ya no tiene nada que hacer.

    Estamos rebasados, quienes nos ayudan están cansados desesperados y en muchos casos enfermos de esta terrible enfermedad y no se rajan, se curan o se mueren, y si se curan, regresan valientemente a ayudarnos, no piensan en estúpidas ambiciones y negocios, reinventémonos, ayudemos al de al lado, si al guíen algo le hace falta, tratemos de aportarle en base a nuestras posibilidades nosotros mismos.

    Esto no es una carrera de velocidad, es de resistencia y México nunca se ha cansado, demostrémosle al mundo, demostrémosle a nuestros compatriotas y sobre todo…demostrémonos nosotros mismos que nacimos por algo y que “Vale la Pena Vivir”, pero vivir para servirle a los demás y cuando esto sucede….nos servimos a nosotros mismos…

    ¿O no?

    Juzgue Usted Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    Suscribete al boletín

    ©2019 ConceptoUno - Todos los derechos reservados.

    Please publish modules in offcanvas position.