California teme un gran terremoto. Hoy ensaya qué hacer. Y tiene un ‘arma’ anti-sismos

    Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
     

    Justo hoy jueves, pocos minutos después de las cinco de la tarde, la tierra tembló desde las montañas californianas de Loma Prieta, sacudiendo el área de San Francisco poco antes de un encuentro clave de beisbol. Murieron 63 personas y miles resultaron heridas. Fue hace 30 años. Podría repetirse. Pero sería diferente.

    El pasado miércoles tembló esa misma zona, alrededor de Salinas, un sismo de magnitud 4,8 sin víctimas ocasionado también por la falla de San Andreas. La misma que provocó el temblor de magnitud 6,9 en 1989, y el gran terremoto de San Francisco de 1906, que mató a cientos de personas y destruyó la ciudad.

    La misma que hoy en día puede provocar otra temblor mortal. Según un reciente estudio científico, un temblor de magnitud 7 que se iniciara a las 4:18 de la tarde (siempre, hora de la Costa Oeste), provocaría derrumbes en las colinas del área, dañaría más de dos millones de edificios, y podría matar a 700 personas y herir a otras 18.000. Además, medio millón quedarían sin vivienda.

    No es una posibilidad lejana: hay un 33% de probabilidad de que un terremoto de magnitud 6,7 o superior esa zona en los próximos 25 años por otra falla (Hayward), que tiembla cada 150 años y tembló por última vez hace 150 años, según recuerda la revista científica Nature.

    La ciudad de Los Ángeles (California) lanzó en enero una aplicación de celular para avisar de posibles terremotos, que se puede descargar tanto para teléfonos de Apple como Android. Y la Oficina de Servicio de Servicios de Emergencia de California ha anunciado ahora otra aplicación de alerta, que se estrenará este jueves con un simulacro del “Gran Terremoto”.

    El ensayo tendrá lugar a las 10:17 de la mañana en todo el mundo, con una participación prevista de 65 millones de personas. (en California serán casi 11 millones).

    Las alertas emitidas por el sistema ShakeAlert (Alerta de Sismo, en español) serán enviadas por medio de una aplicación para teléfonos celulares llamada MyShake y por el sistema de notificaciones usado con las Alertas Amber, usadas para reportar la desaparición de niños, según la estación de televisión KTLA.

    Se trata del primer sistema de alertas sísmicas que operará en todo un estado, disponible para teléfonos de Apple y Android.

    Los umbrales para una alerta serán los terremotos de magnitud 4,5, y sólo se enviarán a aquellos que puedan sufrirlo, según Richard Allen, director del Laboratorio Sismológico de la Universidad de California en Berkeley, que desarrolló la aplicación.

    Se recibirán con una antelación de entre segundos y hasta un minuto, según la distancia con el epicentro, lo que puede ser tiempo suficiente para buscar refugio debajo de escritorios, o apagar los ascensores, trenes y procesos industriales

    El sistema de alertas no predice los terremotos. Más bien utiliza numerosas estaciones sísmicas para detectar su inicio y enviar esos datos a las computadoras que calculan instantáneamente la ubicación, la magnitud, la intensidad de los sismos. Así se crean alertas distribuidas en las áreas afectadas.

    MyShake fue probada esta semana con el terremoto de San Francisco. Las alertas llegaron con aproximadamente dos segundos de antelación, según Allen.

    Aplicaciones similares funcionan ya en México y Japón, y la experiencia demuestra que se producen falsas alarmas, pero también se salvan vidas: en el país asiático, por ejemplo, los trenes de alta velocidad frenaron automáticamente al recibir una alerta por un terremoto de magnitud 9,1 en 2011, lo que evitó que descarrilaran. Además, la televisión NHK pudo avisar del temblor 90 segundos antes de que sacudiera la capital, Tokio.

    Suscribete al boletín

    Please publish modules in offcanvas position.