Miércoles, 15 Junio 2016 21:17

Para combatir la obesidad infantil: enseñe a sus hijos a cocinar

Para combatir la obesidad infantil: enseñe a sus hijos a cocinar Foto: Internet.

La silueta de las personas se ensancha cada vez más y aparece en las noticias, haciendo saltar botones y proporcionando grandes cantidades de información a los investigadores.

Un estudio sobre la relación entre obesidad infantil y edad sugiere que la tendencia es a la baja, mientras que otro estudio lo contradice. A pesar de esto, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades sostienen que la obesidad infantil sigue siendo un problema que tanto padres como maestros deben afrontar.

Entre las estrategias sugeridas por CDC para prevenir la obesidad se encuentran la de elegir alimentos saludables e informarse sobre la nutrición gracias a programas como Choose My Plate. Si bien no siempre resulta fácil convencer a los niños de que ingieran alimentos saludables, Elaine Magee, nutricionista y colaboradora de WebMD (sitio web dedicado a la salud), sostiene que incluir a los niños en la cocina hace que vean a alimentos saludables con buenos ojos.

“Cocinar con los chicos requiere tiempo, paciencia y limpiar más, especialmente con los mas pequeños,” escribió Magee en una nota para WebMD. “Pero muchos expertos creen que vale la pena hacer el esfuerzo.”

Magee también explicó que no es grave si los niños comen patatas fritas o un helado de vez en cuando, lo importante es que tengan una dieta saludable la mayor parte del tiempo.

“Hay que tener en cuenta que para los niños modernos, una dieta saludable implica comer más frutas y verduras, alimentos integrales y legumbres siempre que sea posible, y carnes magras,” dijo Magee.

Los chicos de todas las edades pueden participar de todas las actividades culinarias bajo la supervisión de los mayores. A continuación, algunas ideas de lifehacker.com para incluir a los niños en la cocina:


Cocineros en edad pre-escolar (2-5 años)

Estos pequeños cocineros van a necesitar mucha ayuda (y quizá un cambio de muda al terminar) pero la mayoría colabora con gusto. Hay que recordar que los más chicos tiene un periodo de atención más corto, así que lo mejor es darles tareas de corta duración.

Revolver masa o pisar patatas (también ayuda a desarrollar habilidades motoras gruesas)

Untar mantequilla de maní o mermelada sobre una rodaja de pan (ayuda a desarrollar habilidades motoras finas)

Cortar masa con cortantes seguros (receta simple de galleta de Paula Deen).

Medir ingredientes

Lavar y colar frutas y verduras.


Cocineros elementales (6-8 años):

A estas edad los niños todavía necesitan ayuda y supervisión pero ya pueden hacer algunas recetas simples o preparar ingredientes, y a sea solo o con ayuda de los padres.

Usar utensilios de cocina simples como un rallador de queso o un abrelatas (para rallar, utilizar esta receta de pan de zucchini, que también sirve para que los chicos coman verduras sin darse cuenta.)

Cocinar o prepara alimentos en el microondas (palomitas de maíz, derretir chocolate, descongelar vegetales.)
Cocinar quesadillas.
Batir crema con una batidora de mano (esta receta de crema batida es ideal para que los chicos aprendan a leer recetas. Como es tan simple, los padres pueden darle mayor independencia a los hijos en la cocina.)
Cortar frutas y verduras con un cuchillo pequeño o un pelador.


Cocineros intermedios/preadolescentes (9-12 años)

Los preadolescentes tienen la madurez necesaria para comenzar a preparar comidas simples, interpretar recetas y utilizar electrodomésticos sin supervisión. Dependiendo también de la madurez de cada uno, deberían manejarse cómodamente con cuchillos y otros utensilios filosos.

Hornear galletas dulces con supervisión limitada (las galletas con chispas de chocolate son las favoritas pero estos polvorones también son fáciles de hacer).

Preparase el desayuno (incluyendo tostadas y huevos o avena con leche hecha en el refrigerador, lo que les da la oportunidad de desplegar su creatividad en la cocina.)

Limpiar, cortar y asar vegetales en el horno (el tiempo de cocción puede variar, pinchar con un tenedor para ver si están listos.)

Hacer hamburguesas para toda la familia (esto requiere mayor supervisión dependiendo de si se utiliza la cocina o la parrilla.)

Limpiar y ordenar después de cocinar (lavar los platos, guardar las sobras e ingredientes en la alacena o el refrigerador.)


Cocineros avanzados/adolescentes (13-16 años)

Los adolescentes son capaces de hacer casi todo lo que quieran en la cocina sin supervisión. Tienen la capacidad d hacer lo que quieran, incluso recetas difíciles como malvaviscos caseros o macarrón francés.

Cocer pastas (el mayor secreto es agregar aceite y sal al agua. Es el único modo de saborizar la pasta, por lo que hay que asegurarse de que el agua este bien salada y tenga una buena cantidad de aceite de oliva.)

Hacer sustituciones que son más saludables.

Y si se niegan a comer comida sana, que preparen su comida chatarra favorita en vez de comprarla (bastones de mozzarella, salchicha empanizada y pickles fritos son baratos y fáciles de hacer.)

Por: Agencias.
Visto 196 veces