Lunes, 20 Junio 2016 19:26

Oaxaca, una olla de presión por la Reforma Educativa

Uno de los proyectos más relevantes en la administración del presidente Enrique Peña Nieto, es sin duda, la realización de la Reforma Educativa. De acuerdo al Gobierno Federal, esta medida propone “fortalecer el papel de la educación para reducir las desigualdades sociales, busca ser incluyente y destina mayores recursos a las zonas más pobres del país”.

La principal disposición de esta reforma requiere que los maestros realicen una prueba que permita evaluar sus habilidades, en el portal presidencia.gob.mx se especifica que no se trata de un examen, sino de un proceso que incluye diversas medidas. El proceso de evaluación contempla aspectos como la planeación, dominio de contenidos, ambiente en el aula, evaluación de los alumnos, prácticas didácticas, entre otros.

En el sitio web también se indica que realizar dicha prueba no significa que los maestros vayan a perder su empleo, sin embargo, esta evaluación es, quizá, el hecho más importante al que se oponen los docentes respecto a la reforma, sobre todo en estados como Oaxaca, Guerrero y Michoacán, de las entidades más pobres que existen en México.


LA EVALUACIÓN Y MANIFESTACIÓN

Este año, cuando el gobierno dio inicio con los exámenes, los maestros comenzaron a manifestarse, especialmente los provenientes de esas regiones sureñas, cunas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). Los profesores de la CNTE han estado en cuelga desde principios de esta primavera, con la intención de detener la ejecución del programa de la reforma educativa. En el mes de marzo, el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, presidió un evento donde se otorgaron premios a los “maestros distinguidos”, uno de ellos, proveniente de Chihuahua, le dijo:

“Los resultados de las pruebas pueden depender de muchos factores y las circunstancias personales de cada uno… muchos no obtienen el resultado que se merecen, porque el trabajo que hacen realmente en la escuela es muy diferente de lo que sale en el examen”.


DESTITUCIÓN DE LAS NORMALES

El pasado 22 de marzo, Aurelio Nuño anunció el fin del sistema nacional de las escuelas de formación del profesorado, es decir, ya no sería necesario graduarse de una “escuela normal” para impartir clases. En su lugar, cualquier persona con un título universitario en cualquier rama podría ser contratada para enseñar.

En el caso de las comunidades rurales, en estados como Oaxaca, Guerrero, Michoacán y Chiapas, las escuelas normales han sido el medio para que niños de familias con bajos recursos, salgan adelante, convirtiéndose en educadores capacitados. Estos profesores desempeñan un papel importante en el desarrollo de los movimientos por la justicia social pues, las escuelas normales en esos estados han sido históricamente focos de la protesta social y movimientos que desafían al gobierno.


LAS MEDIDAS

El 19 de mayo, el secretario de Educación anunció que se despediría a tres mil maestros de Oaxaca, Guerrero y Michoacán por participar en huelgas y no haberse presentado en sus aulas durante tres días.

Tanto la Secretaría de Educación Pública como la Secretaría de Gobernación, y en el caso particular el gobierno estatal de Oaxaca, han indicado en diversas ocasiones que ya no se tendrá ningún dialogo con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación en cuanto al freno de la Reforma Educativa.

Oaxaca se ha puesto en el foco del gobierno federal debido a la Sección 22 de la CNTE, la cual propuso hace más de seis años su propia reforma educativa, que se concentró en el respeto de la cultura indígena y la creación de alianzas entre los maestros, estudiantes, padres y sus comunidades.

En 2006 el sindicato se convirtió en la columna vertebral de los esfuerzos de la izquierda para derrotar al Partido Revolucionario Institucional (PRI), fue en 2010 cuando los oaxaqueños por primera vez, eligieron a un gobernador no priista: Gabino Cué Monteagudo, de Movimiento Ciudadano. El recién electo gobernador acordó aplicar su reforma en lugar de la federal.

Sin embargo, en 2012 cuando el PRI llegó a la presidencia nacional, bajo su presión, Cué Monteagudo olvidó su compromiso con los maestros de Oaxaca y anunció que iba a poner en práctica las reformas federales. Las protestas comenzaron de inmediato, y se han incrementado desde entonces.


LAS DETENCIONES

El domingo 12 de junio, luego de salir de una reunión en la Ciudad de México, Rubén Núñez, jefe del sindicato de maestros de Oaxaca, fue detenido por hombres armados que vestían como civiles, se le trasladó al norte de Hermosillo, Sonora, a una prisión federal de alta seguridad. Unas horas antes ocurrió lo mismo en Oaxaca, haciendo prisionero a Francisco Villalobos, el segundo al mando en el sindicato.

Ambos líderes se encuentran en prisión con Aciel Sibaja, quien ha estado en esa cárcel desde el 14 de abril de este año. Fue detenido por manejar “fondos de origen ilícito”, luego de ser el encargado de cobrar las cuotas en efectivo que los maestros daban de forma voluntaria, pues desde julio 2015 el gobierno estatal congeló las cuentas bancarias del gremio.

Como ellos, más personas privadas de su libertad. Las detenciones son sólo un esfuerzo que el gobierno mexicano ha hecho en los últimos meses para detener las protestas. “Despedir maestros y la disolución de las normales es un objetivo no tan oculto de la reforma federal de educación”, escribió el semanario estadounidense The Nation.


LO MÁS RECIENTE

A petición del gobierno estatal oaxaqueño, el 19 de junio la Policía Federal se presentó en la ciudad mixteca de Nochixtlán, para finalizar con el bloqueo carretero que los docentes tenían desde hace siete días. De acuerdo a medios nacionales e internacionales, los agentes abrieron fuego contra los maestros y partidarios, en el enfrentamiento hubo al menos tres personas muertas y se hirieron a aproximadamente tres decenas más. Esa misma noche, la policía federal atacó y eliminó el campamento que los maestros habían organizada fuera de la Secretaría de Educación de la Ciudad de México.

Por medio de un comunicado de prensa, Gabino Cué, informó que tras días de bloqueo carretero que afectaba a toda la población, fue necesario solicitar el apoyo del Gobierno de la República para atender la situación.

Por: SDR.

Visto 319 veces