Viernes, 06 Enero 2017 14:26

El arzobispo don Víctor Sánchez Espinosa analiza a la iglesia poblana

Compartir el pan y la sal con el arzobispo de Puebla, don Víctor Sánchez Espinosa, es muy significativo y un honor. Siempre se aprende de las charlas, habituales para un grupo de periodistas desde que llegó a Puebla desde hace siete años, y que tiene lugar cada fin de año en la casa en la colonia Huexotitla donde residen los prelados poblanos.

Con sencillez, en ocasiones bromista, conocedor de la política religiosa y la oficial, nunca evade los temas que se le plantean. Habla desde la sucesión en 2017 del arzobispo primado de México, Norberto Rivera hasta de un proyecto que quiere reimpulsar en Catedral, como es la instalación de un elevador panorámico en la torre sur.

En la reunión de este año, el jueves 29 de diciembre, comenta a sus amigos:

-“¿Yo, Arzobispo Primado de México en sustitución de don Norberto Rivera cuando se retire? Como diría aquel cura a un ex arzobispo de Puebla, cuando no quería que lo cambiaran de parroquia: No me molestes”.

-Viajará a Roma en febrero próximo y estará antes en Barcelona para recibir un reconocimiento del Centro de Pastoral Litúrgica por la promoción litúrgica en México y en América Latina.

-A la fecha está detenido un proyecto de instalar, paralelo a la torre sur de la Catedral que no tiene campana, un elevador panorámico, mismo que le daría más vida al monumento. Se trata de un proyecto del sector privado.

-Hay obispos y arzobispos comprometidos, seguidores de las enseñanzas del Papa Francisco. Enumera a los titulares de Mérida, Monterrey y Acapulco. Hay pluralismo en la Iglesia Católica, hay de todo en  la Viña del Señor.

-Se ha registrado en México una disminución de los católicos, pero según una encuesta del Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana (IMDOSOC) Puebla tiene niveles de un 92 por ciento.

-Ese porcentaje solamente se registra en las zonas de Los Altos, en Jalisco y en Aguascalientes. La iglesia católica poblana está muy por arriba del promedio nacional.

-Además de la Iglesia Católica, en Puebla hay un crecimiento de las iglesias Amistad Cristiana y Luz del Mundo.

-En Roma visitará a los estudiantes poblanos que estudian allá donde han egresado 26. Otros cinco están por regresar luego de estudiar doctorados religiosos.

-El padre Eugenio Lira, ex obispo auxiliar de Puebla y actual obispo de Matamoros, Tamaulipas enfrenta los problemas de crimen organizado, migración e inseguridad.

-Agradece la Fundación Jenkins la ayuda que le ha dado a la catedral poblana. Se han catalogado y arreglado los archivos, se remodelaron la Sacristía, la Sala Capitular, el Salón de los Gobelinos y el Coro.

-La catedral se ha pintado interna y externamente, se han restaurado pinturas, murales y los canceles  --que en una iglesia separan la entrada a nave e impide el paso del aire--  que no se habían reparado en 400 años.

-La herrería del atrio se cambió, gracias a la Comisión Federal de Electricidad, pues estaba en muy mal estado.

-El material religioso que estuvo expuesto en el Museo Internacional Barroco Internacional ya regresó a su lugar de origen. A la fecha se tiene con el Museo un convenio de restauración.

-A la fecha son 300 los seminaristas que estudian en la arquidiócesis. Hay un registro de 1,200 monjas en 15 claustros de vida contemplativa y 56 claustros de vida activa, principalmente dedicadas a la educación.

-Los planes de la iglesia poblana para 2017, son proseguir en la formación permanente de agentes religiosos, como son sacerdotes, religiosas y laicos.

-Los estudiantes del seminario provienen principalmente de la zona oriente del estado, de Tlachichuca, Ciudad Serdán y Guadalupe Victoria, además de la Mixteca.

-Importante labor realizan los Diáconos, hombres casados y que a la fecha son seis, que ayudan a la iglesia y hacen de todo, menos oficiar Misa y administrar la Confesión.

Lo anterior es el panorama actual a grandes rasgos de la iglesia en Puebla.

La cena con don Víctor, estuvo salpicada de anécdotas, donde curiosamente la mayoría de periodistas obsequian regalos al prelado nacido en Tlancualpican, municipio de Chiautla, el 21 de mayo de 1950 en la población de Santa Cruz.

Los platillos servidos, propios de la temporada navideña, fueron ensalada navideña, bacalao con chiles largos, lomo entomatado, ayocotes, chipotles rellenos y ensalada de manzana, ponche y buñuelos, hechos por religiosas poblanas.

La atención a los periodistas estuvo a cargo de los hermanos Cesatti Hernández, el enlace con los comunicadores José Luis y el párroco de San Judas Tadeo, el padre Alfredo.

En fin, como dicen las coplas navideñas de los agustinos recoletos:

Niño será con los niños,
y de los grandes, Maestro,
con los humildes, sencillo,
con los malvados, violento.

Padre será de los pobres,
conviviendo su pobreza:
hará del mendigo, noble,
para sentarlo a su mesa.


Por: Raúl Torres Salmerón

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Visto 169 veces Modificado por última vez en Viernes, 06 Enero 2017 14:32