Lunes, 04 Diciembre 2017 14:22

'Smart Crossing', señales de tráfico virtuales

'Smart Crossing', señales de tráfico virtuales Foto: Especial.

Las señales de tráfico del futuro, se “escaparán” de los carteles y el asfalto pintados y de los letreros luminosos, donde están aprisionadas actualmente, cobrarán vida y saltarán a todas partes,  rodeándonos y aprovechando todo tipo de superficies para hacerse visibles y enviarnos sus mensajes de advertencia, prioridad de paso, obligaciones o prohibiciones.


El auto anunciará sus propias maniobras

La compañía japonesa Mitsubishi Electric Corporation desarrolla un sistema de seguridad que utilizará las superficies de las carreteras, así como proyectores y pantallas en las carrocerías de los coches, para mostrar señales luminosas.

Este equipamiento denominado Safe and Secure Lighting (SSL)  informará a peatones y  otros conductores sobre los próximos movimientos y acciones del vehículo equipado con esta señalización, para evitar accidentes, proyectando señales luminosas de gran tamaño y fáciles de entender.

“Este sistema alertará cuando el conductor esté a punto de dar la marcha atrás o de abrir una puerta”, informa a Efe, desde Tokio, Minori Chugenji, de la división de relaciones públicas de  Mitsubishi (www.mitsubishielectric.com).

Las maniobras naturales del conductor activarán automáticamente el sistema, asegurando que las señales luminosas aparezcan de inmediato para que transeúntes y  vehículos puedan reaccionar a tiempo, según Mitsubishi.

Los indicadores basados en la luz para la comunicación intuitiva ofrecen importantes ventajas para la seguridad del automóvil, según esta compañía.

De acuerdo a las investigaciones citadas por Mitsubishi, el 60 por ciento de las muertes de peatones en las carreteras ocurren de noche, por lo que estas proyecciones luminosas se harán claramente visibles  en la oscuridad.


Vehículos con sonrisa digital

Por otra parte, las maniobras de los futuros vehículos de conducción autónoma podrían ser difíciles de interpretar para los transeúntes y personas al volante, por lo que estas pantallas llamadas extraintuitivas, podrían ayudar a comunicar las acciones de esos vehículos de forma eficaz, de acuerdo a la compañía nipona.

Pensando en este tipo de vehículos que están desarrollando compañías como Google, Daimler, BMW, Renault, Ford o Volvo, la empresa sueca Semcon ha desarrollado un sistema de seguridad para que los coches autónomos  sean aceptados y generen confianza al comunicarse con las personas,  sobre todo ante los vulnerables transeúntes de las ciudades, según la firma.

“Ocho de cada diez personas buscan contacto visual con el conductor antes de cruzar la calle, pero esto ya no será posible con los coches de conducción automática y, para que los peatones confíen en esta nueva tecnología, hemos desarrollado  el concepto del The Smiling Car (coche sonriente) o TSC”, informa a Efe, Per Nilsson, director de marketing de la firma (https://semcon.com) con sede en Gotemburgo.

Cuando los sensores de este sistema detectan a un peatón,  se envía una señal al monitor situado en la parte frontal del vehículo y se enciende una sonrisa digital luminosa, indicándo a esa persona que ha sido percibida y puede cruzar por delante sin riesgo, informa la compañía.

Las luces emulan los labios de una persona, manteniéndose rectos (serios) cuando el vehículo está circulando y curvándose en una sonrisa, para confirmar al peatón que el coche se detendrá a una distancia segura, mientras que los pasajeros atienden sus propios asuntos dentro del vehículo, indica la compañía, que dirige el desarrollo junto con la empresa Inizio.

“Los coches autónomos necesitan comunicarse con los peatones de una manera que les resulta familiar y la sonrisa es un mensaje que todos comprenden fácilmente”, señala Karin Eklund responsable de la división de experiencia del usuario en Semcon.

“El siguiente paso consistirá en perfeccionar el TSC con sistemas para seguimiento de ojos y una tecnología láser, conocida como Lidar, para conseguir un análisis más detallado del entorno del coche, y percibir los pequeños movimientos de la cabeza o ‘leer’ los ojos de una persona para crear una interacción más segura entre humanos y automóviles”, adelanta Nilsson.


Pavimento inteligente

Por su parte, la firma británica Umbrelliumha desarrollado para la aseguradora Direct Line un sistema de cruce inteligente con visión computarizada que detecta lo que sucede alrededor  y es capaz de diferenciar, automáticamente, entre vehículos, peatones y ciclistas, previendo sus trayectorias y adaptando sus marcas y señales a las necesidades de cada uno de ellos en tiempo real.

Esta nueva tecnología denominada 'Smart Crossing’, activa a cada instante una serie de marcas luminosas sobre la calle y la acera cuya capa externa o superficie reactiva tiene incorporada una serie de luces LED, que permiten crear dibujos de distintas formas y colores, fijos o con movimiento, las cuales indican cuando hay que avanzar o detenerse para mantener a todos los usuarios a salvo y más conscientes los unos de los otros.

“Este sistema, del que se ha probado con éxito un prototipo con  una superficie reactiva de  7,5 metros por 22 metros, puede anticipar el movimiento de los peatones, lo que ayudará a asegurar que las señales luminosas capten su atención para limitar el peligro al que se expone”, informa a Efe, desde Londres, Rebecca Ladbury, consultora de comunicación de Umbrellium.

Cuando un ciclista o un coche circulan por una zona con este sistema, a su paso van apareciendo sobre el pavimento una serie de señales dinámicas de que le indican cuándo avanzar y detenerse, o cuándo hay peatones en su trayectoria, según se observa en dos videos de la compañía.

Los desarrolladores del técnicamente denominado ‘cruce inteligente con patrones dinámicos’, esperan que esta tecnología ayude especialmente a reducir los accidentes de tráfico en lo que están implicadas las muchedumbres, especialmente a la salida de los centros educativos o eventos deportivos.

También esperan que sea de utilidad para proteger a los peatones distraídos en situaciones frecuentes, como cuando los niños corren detrás de un balón atravesando una calle, las personas cruzan una arteria y pueden quedar ocultos a la vista de los conductores por otros vehículos, o cuando hay individuos que caminan sin prestar atención al tráfico absortos con su teléfono móvil.

Por: EFE.

Visto 73 veces